La dependienta, Sayaka Murata [Reseña]

La Dependienta es una novela que cuenta en primera persona la historia de Furukura, una japonesa cuya vida gira completamente en torno a su trabajo por horas como dependienta de un konibini. En este artículo reseñamos esta obra maestra de la literatura japonesa contemporánea.

La obra

La Dependienta, Konbini Ningen en japonés, es la obra más representativa de la novelista japonesa Sayaka Murata. La obra se publicó en Japón en el año 2016 y fue galardonada con el Premio Akutagawa, el más prestigioso de las letras japonesas. La obra está traducida al español por Marina Bornas y publicada por la editorial Nefelibata.

Portada del libro "La dependienta", edición en español
La Dependienta, imagen obtenida de Amazon.es

Sinopsis

La Dependienta narra en primera persona la vida de Keiko Furukura, una japonesa de 36 años que trabaja por horas en konbini: un tipo de supermercado 24 horas muy extendido y utilizado en Japón. A Furukura le encanta su trabajo y vive por y para él. Nunca ha sido una persona «normal» y le cuesta relacionarse en sociedad, pero la tienda le proporciona la satisfacción de pertenecer a un mundo en que nada cambia y todo se rige por un manual. Sin embargo, el amor por su trabajo se verá truncado por los estereotipos y por lo que la gente espera de una mujer adulta en la sociedad japonesa.

Reseña de La Dependienta

La dependienta es una obra muy peculiar, con una visión muy particular del mundo y que respira frescura por todas sus páginas. La protagonista, Keiko Furukura, se nos presenta como una niña extraña. Como un bicho raro que no tiene sentido común y que provoca situaciones incómodas para aquellos que la rodean. Furukura, que no quiere causar molestias a su familia con su extravagante forma de ser, inicia una particular cruzada interna por reprimir sus impulsos y fingir ser una «humana normal».

Cuando Furukura consigue su primer empleo, un trabajo por horas en un konbini, su familia siente una gran alegría. En la tienda todo está estipulado por el manual. Todas las acciones e interacciones están determinadas en un microcosmos en el que nunca cambia nada. La protagonista, que nunca había logrado encontrar su lugar en el mundo, se integra perfectamente en el universo cerrado de la tienda y se vuelca de lleno en su papel de «dependienta».

Para Furukura la tienda no es solo un trabajo, es una religión, un ser con vida y conciencia propia y con el poder para normalizar a las personas y para expulsar de su organismo a aquellos elementos extraños. El konbini es una dulce sinfonía llena de sonidos que llena su cabeza y le colma su ser de orden, de paz y de normalidad.

Para cuando se da cuenta, Furukura ya no es una joven universitaria, sino una mujer de 36 años sin pareja, sin experiencia sexual y sin ningún tipo de perspectivas de conseguir un empleo fijo. El trabajo que ama y que le da la felicidad se ha convertido en motivo de preocupación por parte de su familia y de crítica a ojos de sus compañeros de trabajo y amigos. Que una mujer soltera de su edad esté trabajando por horas en un konbini la convierte en una fracasada, en alguien inútil para la humanidad, y todo aquello que la hace feliz comienza a derrumbarse por su obsesión con llegar a ser normal: con lograr «curarse».

La dependienta es una obra maestra de la prosa contemporánea japonesa y merece mucho la pena ser leída. Será sin duda de gran interés para aquellos que quieran aprender más acerca de la sociedad japonesa contemporánea y del rol que se espera que una mujer adulta juegue en la sociedad.



Si te ha gustado este artículo quizás te interese:

2 comentarios en “La dependienta, Sayaka Murata [Reseña]”

  1. Me gustaría poder leerlo estoy segura que muchas personas nos vamos a sentir identificados/das con esta dependienta.
    Bonito artículo 👍

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba